3news

Educación en España: argumentar y razonar

In Education on mayo 2, 2008 at 11:26 am

Hay una extendida sensación de fracaso entre los expertos respecto de los niveles educativos españoles. Una parte de los estudios culpan al sistema escolar, otra a los profesores y una tercera señala a unos padres… que consienten excesivamente a sus hijos. En realidad, esta vertiente quiere subrayar que vivimos en una época en la que los niños se han quedado solos, bien porque los padres dedican todo su tiempo al trabajo, bien porque prefieren centrarse en sus propios intereses.

La lucha contra la ignorancia, debe prevalecer sobre todos estos nuevos objetivos pedagógicos que quieren dar a los chicos lo que no encuentran en sus hogares. Y para conseguir esa meta, no le queda más remedio que meterse en la trinchera y tomar parte en la batalla diaria “por acabar con la tiranía de unos alumnos que defienden su ignorancia”.

 

En segundo lugar, el marco normativo el que ha de desenvolverse el profesor tampoco favorece ese proceso: “la Logse ha fomentado mucho más la relajación que la exigencia y el esfuerzo”, consiguiendo que “las estructuras objetivas con que hoy se encuentra el alumno hagan mucho más difícil su desarrollo intelectual”.

 

Esa tendencia se nota especialmente “en el temario de Educación para la Ciudadanía, asignatura en la que se nos pide que califiquemos afectos y sentimientos, cuando éstos blindan la ignorancia del alumno y no ayudan a que el alumno racionalice su intelecto. Si el sistema nos impide que ayudemos a que los alumnos extraigan el conocimiento de sí mismos, está cumpliendo funciones contrarias a las que debería llevar a cabo”.

 

Al contrario, “los individuos deben tener unas mínimas destrezas racionales en las que basar sus opiniones. De hecho, las personas que se han formado ciertos hábitos racionales son precisamente las más cuidadosas a la hora de emitir su opinión, mientras que aquellas que carecen de datos y argumentos, suelen opinar con mucha facilidad. Parece que la posibilidad de tomar la palabra en el espacio público dispensa del esfuerzo por argumentar y razonar cuando es todo lo contrario. Y eso no significa que se limite la libertad de opinión, sino que subraya como ésta requiere de una educación. Porque sólo bajo esos presupuestos racionales puede haber comunicación entre los seres humanos”.

 

By Eugenio Álvarez Álvarez-Cascos

Source El profesor en la trinchera (ed. La esfera de los libros), de José Sanchez Tortosa

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: